En nuestra página web "Calefaccionsalamanca.es" utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
aceptar
Descuentos directos

¡Lo más vendido!

CALDERAS

Calderas para calefacción

Aquí puedes encontrar todo tipo de calderas para calefacción, como  de gasóleo, leña, pellets, gas... Las mejores marcas calidad/precio disponibles en el mercado las tenemos en Calefacción Salamanca. Elige la caldera que mejor se adapte a tus necesidades, sin o con ACS. Si estas indeciso/a sobre el tipo de caldera que n...

Calderas para calefacción

Aquí puedes encontrar todo tipo de calderas para calefacción, como  de gasóleo, leña, pellets, gas... Las mejores marcas calidad/precio disponibles en el mercado las tenemos en Calefacción Salamanca. Elige la caldera que mejor se adapte a tus necesidades, sin o con ACS. Si estas indeciso/a sobre el tipo de caldera que necesitas sigue leyendo para saber las diferencias básicas que hay entre las distintas calderas para calefacción.

La caldera de gas

Destacan por ser las más cómodas para el usuario, ya que no necesitan ningún tipo de mantenimiento por nuestra parte y son las que mejor se adaptan a espacios reducidos pueden ocultarse perfectamente dentro de un armario de cocina. Por eso suelen ser las más instaladas en las ciudades. Normalmente incluyen producción de agua caliente y suelen ser en su conjunto de las más baratas del mercado y suelen aceptar todo tipo de termostatos para controlar el calor en el hogar. Ahora gracias a las normas europeas son muy seguras porque el oxígeno que necesitan para la combustión lo recogen del exterior por la misma chimenea de expulsión de gases por lo cual los gases que desprenden al interior de la vivienda son cero. En su contra esta caldera para calefacción que son las menos económicas a largo plazo, debido al combustible que es el más caro del mercado y que requieren unos mantenimientos periódicos hechos por profesionales.

La caldera de gasóleo

Este tipo de calderas se suele usar en más en chalets y viviendas rurales y antiguas comunidades de vecinos. Al igual que las anteriores son muy cómodas para el usuario porque también pueden controlarse su funcionamiento por termostato y no necesitan ningún tipo de mantenimiento diario. Su calentamiento es muy rápido, tanto para los radiadores como para ACS y el consumo en verano para la producción de agua caliente es apenas apreciable. Lo mejor a diferencia de una caldera de gas, es que en las calderas de gasoil su consumo de combustible diario es más económico. En contra tenemos que necesitan bastante espacio para su instalación no por la caldera en sí, sino por su depósito de combustible, su instalación también es algo más cara junto con la chimenea. Y necesitamos estar pendientes de que no se acabe el gasóleo del depósito ya que si se repite continuamente los residuos sólidos acabarán atascando el quemador. Para mantenerlas apunto también necesitan una limpieza cada varios años del depósito la chimenea y el quemador. Si decides instalar esta caldera en una vivienda nueva debes tener en cuenta que la normativa te exige la instalación de paneles solares para un consumo sostenible de hidrocarburos. Este tipo de calefacción a largo plazo es más económica que el gas.

La caldera de leña

Pese al haber sido relegadas al último puesto a principios de siglo, desde que comenzó la crisis en 2008 han vuelto a ser de las más solicitadas por los compradores, porque en estos momentos son consideradas las calderas más económicas respecto a consumo ya que por apenas poco más de un euro diario puedes tener caldeado tu hogar, por eso se han convertido en el número uno en ventas, puesto que mucha gente consigue leña a bajo coste, prácticamente esa es su única y mejor ventaja, pero no hay que equivocarse puesto que necesitan un mantenimiento continuado por parte del usuario, es decir, lo que te ahorras en gasto de combustible lo pierdes en dedicar tiempo a su mantenimiento. El ahorro a largo plazo respecto a los otros tipos de caldera es superlativo. Por su bajo coste del combustible, una media de 12 céntimos el kilo dependiendo del tipo de leña y que no necesita ningún tipo de mantenimiento por parte de un profesional siendo un poco cuidadoso y manitas. En su contra, necesita un tiempo desde que se enciende hasta que empieza a calentar los radiadores. Hay que estar pendiente de cargarla de leña continuamente. Se tiene que limpiar de cenizas y residuos antes de cada encendido. Es difícil controlar el calor que da a la vivienda ya que no se les puede instalar un termostato ambiental, sólo se puede controlar relativamente la temperatura del agua con la entrada de aire y la salida de humos. Para su perfecto funcionamiento necesita una limpieza anual de la chimenea. Esta caldera para calefacción carece de la producción de agua caliente sanitaria sin la instalación de un acumulador. Aún con todas estas contras si tienes poco dinero pero tienes tiempo y no te importa ensuciarte las manos, esta es tu mejor elección.

La caldera de pellets

Se han convertido en una de las mejores opciones a la hora de instar una calefacción puesto que han conseguido unificar lo mejor de todas las calderas en una sola. Su consumo es mucho menor que el gasóleo y el gas pero algo más caro que la leña. Son totalmente programables con un termostato ambiental ya que no necesitan un encendido manual como las calderas de leña, gracias a los depósitos auxiliares no necesitan una carga continuada de combustible, algunas ya vienen con depósito de inercia para la producción de ACS sino son perfectamente adaptables para instalarles un acumulador. Al funcionar con biocombustible no es necesaria la instalación de paneles solares en viviendas de nueva construcción. No necesitan un gran mantenimiento por parte del usuario. Sus contras que se necesita un desembolso inicial considerable aunque en unos años estará amortizado por su bajo coste de mantenimiento. Hay que limpiar periódicamente las cenizas y es recomendable limpiar el quemador manualmente de vez en cuando aunque tengan autolimpieza y quien diga lo contrario estará mintiendo. Lo más difícil es encontrar un buen proveedor de pellets puesto que el mayor inconveniente que tienen estas calderas para calefacción es que quienes las usan buscan el pellet más económico y a veces tienen demasiada humedad lo que se traduce en que necesita más cantidad de combustible para calentar lo mismo y es muy probable que produzca continuos atascos en el quemador y que los residuos se peguen a la chimenea llegando a obstruirla.

En conclusión, nadie puede decidir por ti el tipo de caldera para calefacción que necesitas. Lo mejor es valorar tu situación y la comodidad del día a día y respecto a esto con lo aprendido anterior mente decidas.

Más

CALDERAS Hay 19 productos.

Subcategorías

  • Caldera Pellet

    La caldera de calefacción pellets

    Desde hace unos años la caldera de pellets está en pleno auge. Se ha convertido en una de las mejores opciones a la hora de calentar viviendas e incluso comunidades. Todo esto se debe al encarecimiento de los hidrocarburos, la llegada de una crisis y la concienciación por los biocombustibles.

    Aunque este tipo de calderas son más caras que las de otros combustibles, a largo plazo se convierten en un gran ahorro para el consumidor, ya que el precio del pellets es bastante económico y no requieren un mantenimiento tan continuado como una caldera de leña, su encendido es automático al igual que la limpieza del quemador. Por nuestra parte normalmente de lo que tendremos que estar pendientes de recoger las cenizas de los pellets que se han quemado y estar pendientes que no le falte combustible, pero la mayoría de ellas ya las puedes comprar en conjunto con un silo o deposito auxiliar para no tener que recargarlas continuamente. Incluso algunas de ellas aceptan huesos de aceituna.

    La comodidad del día a día es estupenda ya que al igual que una caldera de gas o gasoil puedes programarla con un termostato para que funcione cuando se lo indiques. Gracias a la ingeniería con la que se han realizado la eficiencia energética de estas suele rondar el 90%, esto se traduce en que prácticamente no tienes perdidas de calor ni por la chimenea, por tanto el ahorro diario merece la pena.

    Mantenimiento caldera pellets

    El único mantenimiento que se requiere por parte del usuario el limpiar el cenicero y una limpieza periódica del quemador. Por mucho que las calderas tengan auto limpieza siempre es recomendable hacer una revisión de vez en cuando para que no se queden residuos. Lo más importante es comprar pellets de calidad, porque es el mayor problema. La gente suele comprar al pellet más barato y suele serlo porque contiene mayor porcentaje de humedad y eso nos creará dos problemas:

    Por un lado la caldera no quemará bien entonces necesitará más cantidad de combustible para calentar, entonces ya no es tan barato. Y por otro lado, esa humedad hace que los residuos producidos por la combustión vayan poco a poco tupiendo el quemador y la chimenea, y poco a poco creando una capa de restos alrededor de la cámara de combustión que restara eficiencia a la caldera de calefacción de pellets.

    Por supuesto las calderas de pellets son aptas también para funcionar con agua caliente sanitaria. La mayoría de ellas hay que instalarles un acumulador aparte pero algunas como la caldera Domusa pueden integrar el acumulador dentro del mismo depósito de pellets para que no sean necesarias instalaciones auxiliares.

  • CALDERA LEÑA

    La caldera de Leña

    La caldera de leña últimamente se ha convertido en la mejor opción de caldera de calefacción para muchas personas. Debido a que de hace un tiempo se empezaron a encarecer los combustibles no renovables como el gasóleo y el gas; y la subida del paro y la bajada de los sueldos; bastantes familias no podían hacer frente a las facturas de la calefacción. De esta forma la venta de calderas de leñas ha vuelto a estar en auge.

    Tal vez este tipo de calderas de calefacción no sean tan cómodas a la hora de funcionar como una caldera de gas por ejemplo, en la cual solo te tienes que preocupar de programar el termostato, pero aun así, si puedes dedicar un poco de tiempo todos los días, la calefacción de leña es una de las más económicas. Las calderas de leña requieren un mantenimiento continuado.

    El mantenimiento de la caldera

    Es recomendable todos los días limpiar de cenizas y residuos la cámara de combustión y el depósito de cenizas, ya que de lo contrario la suciedad creará una capa aislante que no dejarán calentar de forma óptima la caldera y del mismo modo pueden obstruir la entrada de aire y no dejar pasar el suficiente oxígeno para una buena combustión. Una vez por semana se necesitará limpiar más profundamente la cámara y los elementos con un cepillo de alambre y si es posible la entrada de la chimenea, esto se hace para eliminar la película de impurezas que se crean ya que sino con el tiempo no dejará calentar lo suficiente la caldera produciendo un calor menos fuerte en los radiadores y un mayor consumo de leña. Y una vez por temporada será necesario limpiar por completo el interior de la chimenea.

    El combustible de la caldera

    Hay muchos tipos de leña de distintos árboles, encina, abeto, roble… nosotros no te vamos a recomendar cual es el mejor y más económico ya que depende de la zona donde te encuentres. Un tipo de leña producirá calor más rápido pero las brasas aguantará poco y al revés. Lo que si se debe tener en cuenta que el pino, las piñas y los árboles frutales son el peor combustible, no porque no calienten, que si lo hacen. Sino porque cuando se queman producen mucha resina y suciedad que se va pegando alrededor de la caldera y la chimenea, es muy difícil de eliminar y le quita vida útil a la misma. La leña se debe usar lo más seca posible ya cuanto más húmeda también crea los mismos problemas incluso llegando a tupir la chimenea.

  • Caldera Gasoleo

    La caldera de gasoil

    Existen dos tipos básicos de calderas para calefacción de gasoil por un lado, calefacción y agua instantánea estas están provistas en su interior de un intercambiador más común mente llamado calderín, el cual actúa como un recipiente de baño maría que es calentado por el agua de la caldera y por dentro de este circula un serpentín que transporta el agua sanitaria y al pasar por éste se calienta. Este tipo de calefacciones con agua instantánea son aconsejables para lugares en que como máximo se pueden llegar a usar unos tres puntos (depende del calderín y la caldera) de ACS a la vez ya que con más perdería presión el circuito y no calentaría lo suficiente el agua. Por otro lado está la caldera sólo para calefacción en la cual para poderse proveer de agua caliente Sanitaria es necesario instalar un acumulador que normalmente irá conectado a la red eléctrica este tipo de calderas con acumulador es más usado en comunidades de vecinos y lugares en los que se usen bastantes puntos de agua caliente al mismo tiempo ya que se instalará el tamaño del acumulador dependiendo de las necesidades

  • CALDERAS GAS

    La caldera de gas

    Esta caldera de calefacción es una de las más demandadas en el mercado, pese a que el gas es uno de los combustibles más caros del mercado; la comodidad de tener una caldera que ocupa poco espacio y la posibilidad de tener contratado gas ciudad y la comodidad de no preocuparte por que se acabe el combustible para reponerlo antes de que pase… hacen que la caldera de gas sea la más utilizada en las ciudades. Totalmente individual, no como las viejas comunidades que disponen de una caldera para todos ellos y condicionados por que no calienta igual la calefacción en un primero como en un cuarto.

    Normalmente las calderas de gas se instalan en lugares en los que no suele haber más de tres puntos de agua caliente sanitaria funcionando a la vez, ya que el ACS de estas es instantáneo producido por un intercambiador.

    Se pueden distinguir tres tipos de calderas de calefacción de gas, propano, butano y gas ciudad. Normalmente todas valen para los tres tipos de gases simplemente antes de comprar la caldera hacen la regulación necesaria para el gas que quieras utilizar.

  • CALDERAS SOLARES
    CALDERAS SOLARES
por página
Mostrando 13 - 19 de 19 items
Mostrando 13 - 19 de 19 items